La lógica oriental y su impronta en el pensamiento occidental contemporáneo

Desde la aparición del Islam en el siglo VI se va conformando –con base en el propio Corán y en las tradiciones de dichos (hadices) atribuidos al Profeta- el sufismo como una vía interior y radicalmente experiencial en la interpretación y la vivencia de la fe, frente a la teología dogmática, al puro razonamiento dialéctico y a la ciencia jurídica. Y así, va surgiendo un conocimiento vivencial centrado en el amor, y que asume los diversos niveles de conciencia que constituyen al ser humano.

Este conocimiento, en su singularidad y especificidad, irá adquiriendo todas las características de un saber místico-gnóstico (en tanto que conocimiento de salvación), y en sus más relevantes representantes –en general grandes ascetas que se expresan como poetas-filósofos- entre los siglos IX y XIII alcanza las más altas cimas de sabiduría y de belleza escrituraria, combinando razón, imaginación y sensibilidad en una originalísima lógica “oriental”, que halla una expresión más simbólica y poética que discursiva, y cuyo sentido iremos descifrando a lo largo de las tres sesiones del seminario.

En todo caso, esa sabiduría se muestra como una específica síntesis del denominado gnosticismo, que, como comprobaremos, hace aparecer múltiples elementos de otros saberes míticos y experiencialmente místicos, como el ancestral chamanismo, el Tao chino, o el hinduismo, y ya de formas muy explícitas a veces en diálogo con el zoroastrismo o con el neoplatonismo y el cristianismo gnóstico.

Aunque el cenit de esta vía sufí –y en variadas cadenas iniciáticas, de las que recorreremos las principales- se alcanza en el siglo XIII con los cuatro más grandes pensadores-poetas que son Ibn Arabî de Murcia y los iraníes Farîddudîn Attar, Maulana Jalâlduddîn Rumi y Maqtûl Suhrawardî, sin embargo el sufismo seguirá muy vivo –a veces entre graves tensiones y conflictos con la ortodoxia sunní- en los siguientes siglos, y en confluencias con la otra gran rama islámica –el chiiísmo- producirá elevados sistemas de pensamiento mediante esa “lógica oriental” entre los siglos XIV y XIX, aunque la vía sufí sigue teniendo una crucial importancia en todo el mundo islámico hasta la actualidad, y en muchos lugares con gran implantación popular.

Aunque el sufismo es bien conocido en Europa durante toda la Edad Media, e influye seriamente en varios importantes fenómenos espirituales durante ella y hasta el siglo XVI, y halla cierta repercusión en el propio romanticismo alemán no es, sin embargo, sino en los transcursos del siglo XIX cuando se recrudece el interés investigador entre los orientalistas e islamólogos occidentales. Y será ya en el siglo XX cuando se vayan aquilatando vías de acceso más desprejuiciadas y objetivas, entre las que destacan las investigaciones de Asín Palacios, Louis Massignon y su discípulo Henry Corbin, no menos que las de Annemarie Simmel, o en el mundo hispánico los estudios de la puertorriqueña Luce López Baralt. Pero, además de ello, será notoria la influencia que el sufismo tendrá en Occidente entre pensadores, literatos y en general en el arte hasta el momento presente.

En lo que se refiere al pensamiento veremos los casos singulares de Gilbert Durand y sobre todo de la filósofa española María Zambrano, que se halla en una vía espiritual-filosófica muy cercana a los postulados centrales del sufismo desde su propia acepción de un cristianismo gnóstico, a su vez en diálogo con la trasmisión de la Philosophia perennis que ofrecen los dos grandes “esoteristas” europeos del pasado siglo, René Guènon y Fritjof Shuon, ambos maestros sufíes y propulsores de un diálogo entre “Oriente” y “Occidente”, y el último de ellos maestro de una cofradía sufí en Lausana (Suiza) a la que pertenecieron los muy relevantes pensadores y críticos de la cultura y del arte como Martin Lings y Titus Burckhart.

Toda esta temática la recorreremos a través de tres ejes esenciales, y cada uno de ellos lo desarrollaremos en cada una de las tres sesiones del seminario:

I

El significado del sufismo en el contexto de la mística universal, raíces históricas y espirituales y proyección en todo el mundo islámico. Desde los compañeros del Profeta a los destacados primeros místicos del siglo IX. Al-Hallâj (s. X): el Cristo islámico. El periodo de consolidación: ss.X-XII. El caso especial de Al Gazzali

II

La vía sufí, las cofradías y el hombre verdadero o perfecto. Sufismo teosófico, filosofía y poesía. Los grandes pensadores de los ss. XII y XIII: Ibn Arabî, Suhrawardî, Fariddudîn Attar, Rumi. La pervivencia del sufismo hasta la actualidad en todo el mundo islámico y proyecciones en Occidente.

III 

La impronta sufí en el pensamiento Occidental del siglo XX. Louis Massignon y la ciencia de la Compasión y la Hospitalidad. Henry Corbin y sus estudios sobre “el ángel”, “la imaginación creadora” y “el hombre de luz”. La visión universal de la philosophia perennis de René Guènon a Fritjof Shuon. Hombre verdadero e Hijo del Universo en la razón poética de María Zambrano

Rizoma

Donde quiera que estés, podés participar y ser parte activa de una comunidad de conocimiento sin límites definidos. Para esto, partimos de la interpretación de un escenario convergente repleto de oportunidades para la construcción compartida de saberes y el encuentro de múltiples enfoques a partir de propuestas pedagógicas diversas y sin centramientos clausurantes.

Ver todos

Comentarios

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ADHERIRSE

La Facultad Libre se sostiene a partir del apoyo regular de una comunidad activa de personas que adhiere a ella y acompaña sus múltiples expresiones. El financiamiento colectivo hace posible la expansión de contenidos pedagógicos virtuales a través de Rizoma. Vos también podés apoyarnos!

$60 $90 $150 $300