Arte, hechizos y saberes de una disidencia cultural

La brujería fue un sistema de creencias cuyo supuesto significado procede, fundamentalmente, de las actas de los procesos de la Inquisición. Por confesiones bajo tortura, emergió el estereotipo de las brujas en los aquelarres; las reuniones nocturnas en los bosques en las que las hechiceras se unían con el demonio para propagar el mal y la oscuridad. Investigaciones actuales, como la del historiador italiano Carlo Ginzburg, sostiene otra tesis: que la brujería era en realidad una práctica mágica para catalizar la fertilización de la tierra y el éxito de las cosechas, desde un posible trasfondo chamánico. La imagen clásica de la brujería, aún instalada en el imaginario colectivo, es entonces un ejemplo de construcción de un estereotipo a instancia de una dinámica de poder.

El estudio de la brujería medieval supondrá, entonces, un reto múltiple: 1) entender la brujería en su contexto medieval y su construcción por la Inquisición en desmedro de su sentido original; 2) la impugnación inquisitorial de la brujería como parte de un proceso más amplio de un paradigma patriarcal racionalista empecinado en reprimir una cosmovisión sustentada en la intuición y lo inconsciente fuera de una estricta racionalidad; 3) la brujería en su vínculo con la caza de brujas como metáfora social de los procesos signados por un paranoia acrítica que distorsiona lo real; y 4) por último, la brujería que, como paradigma de lo excluido, atiza un pensar de todo lo demonizado, o mal comprendido, en una coyuntura histórica particular. Una analogía entre la brujería como lo excluido y la actualidad sería, acaso, la propia realidad como lo excluido en una construcción de mundo cada vez más fincada en los procesos de lo virtual, o de la absolutización de una sociedad del espectáculo.

Algunos contenidos: el estereotipo de la brujería medieval bajo el paradigma del Malleus malleficarum; el trasfondo del paganismo y cristianismo al interior de la dominación eclesiástica de la vida; la visión de Carlo Ginzburg y otros autores sobre el verdadero significado de la brujería: la posible relación con el chamanismo; el Malleus y el arte, William Blake, y el romanticismo y lo demoniaco; la racionalidad patriarcal y la alteridad de lo mítico, femenino e “irracional”, desde la mirada de Adorno y Horkheimer en la Dialéctica del iluminismo; el macartismo y la caza de brujas en la Guerra Fría; el espectáculo de la crueldad y la quema de la brujas extrapolado en el espectáculo del castigo en Oso blanco, un capítulo de Black mirror; lo real y la conciencia crítica como lo excluido en el fuego continuo de la hogueras del entretenimiento absolutizado.

Bibliografía:

José Luis Romero, La edad media. Ed. Eudeba.
Joan Huizinga, El otoño de la edad media, ed. Alianza.
Toby Green, La inquisición. El reino del miedo, ed. Vergara.
Kramer Inquisitoris, Heinrich y Sprenger, Jakob. El martillo de las brujas. Valladolid, Maxtor.
Caro Baroja, Julio, Las brujas y su mundo. Madrid, Alianza Editorial.
Michael Harner, “The role of Hallucinogenic Plants in European Witchcraft”, en Harner M., Halluninogens and Shamanism, Oxford University Press.
Marvin Harris, Cavas, cerdos, guerras y brujas, Alianza.
Jean-Michel Sallman, Historia de las mujeres del Renacimiento a la Edad Moderna, tomo III. Madrid, editorial Taurus.
Fray Martín de Castañega, Tratado de las supersticiones y hechicerías, edición de Facultad de Filosofía y Letras, UBA.
Carlo Ginzburg, El aquelarre. Una historia nocturna, ed, Muchinik.
T.Adorno, M. Horkheimer, Dialéctica del iluminismo, ed. Sudamericana.
Joseph Fontana, Por el bien del imperio,
Eric Hobsbawn, Historia del siglo XX, ed. Crítica.

Rizoma

Donde quiera que estés, podés participar y ser parte activa de una comunidad de conocimiento sin límites definidos. Para esto, partimos de la interpretación de un escenario convergente repleto de oportunidades para la construcción compartida de saberes y el encuentro de múltiples enfoques a partir de propuestas pedagógicas diversas y sin centramientos clausurantes.

Ver todos

Comentarios

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ADHERIRSE

La Facultad Libre se sostiene a partir del apoyo regular de una comunidad activa de personas que adhiere a ella y acompaña sus múltiples expresiones. El financiamiento colectivo hace posible la expansión de contenidos pedagógicos virtuales a través de Rizoma. Vos también podés apoyarnos!

$60 $90 $150 $300